¿YOGUR O KÉFIR? DIFERENCIAS, PROPIEDADES Y BENEFICIOS

08/Agosto

De color blanco, texturas y sabores diferentes, elaboración distinta, pero mismo origen. Ya sea de vaca, oveja o cabra. Sí, estamos hablando del yogur y el kéfir. Los dos son productos lácteos procedentes de la fermentación de la leche. Pero, ¿qué diferencias hay entre los dos? ¿Eres más de yogur o kéfir? Te resolvemos las dudas a continuación.

Yogur o kéfir

Kéfir vs yogur

¿Qué propiedades tienen el yogur y el kéfir? ¿En qué se diferencian? Muchos no encuentran las diferencias entre el yogur y el kéfir, más allá de la apariencia. Por ello, en este post te mostramos algunas curiosidades que te harán comprender qué es el kéfir y qué es el yogur. Antes de nada te recordamos que en nuestro hipermercado Eroski puedes encontrar una gran variedad de yogures y kéfires.

 

Diferencia entre yogur y kéfir

Como hemos mencionado anteriormente, ambos productos proceden de la leche. La diferencia principal entre ellos es la manera de elaboración. Ambos contienen distintos tipos de microorganismos y distinta cantidad de ellos. Además, su sabor y textura no son iguales.

El kéfir se consigue por una doble fermentación. Consiste en la combinación de bacterias y levaduras diferentes a las del yogur. Concretamente, se obtiene por una fermentación lactoalcohólica. Es más líquido y de sabor más ácido que el yogur.

Por otro lado, el yogur es lo que se denomina un termófilo. Esto es que se desarrolla a temperaturas altas. A diferencia del kéfir, el yogur se produce por una fermentación láctica y su sabor es más dulce y su textura más densa.

¿Eres intolerante a la lactosa? Entonces te interesa esta diferencia entre ambos productos. El yogur tiene un tiempo estimado de 3 a 4 horas de fermentación. Sin embargo, el tiempo estimado del kéfir es de aproximadamente 24 horas. Hablando de manera técnica, este proceso tan largo de fermentación del kéfir hace que las bacterias consuman una mayor cantidad de azúcares que hay en la leche (la lactosa). De ahí que este producto tenga un nivel muy bajo de lactosa.

Yogur y kéfir

 

Beneficios del yogur y kéfir

Cuando hablamos de beneficios de ambos lácteos, tenemos que decir que son muy similares. Aumenta la inmunidad de nuestro sistema, aportan nutrientes para hacer que nuestros huesos estén más fuertes o ayuden a hacer la digestión.

En el caso de ayudar a nuestros huesos, es por que son una fuente de calcio. Este es el mineral más abundante de nuestro organismo. Es esencial tanto para la formación de los huesos como para mantenerlos fuertes.

Si hablamos del yogur, tenemos que mencionar que es un alimento de bajo contenido en grasas. Este contiene distintas cantidades de grasas en función de la leche que se haya utilizado. Pero, generalmente, suele ser un nivel bajo.

En cuanto al kéfir tenemos que mencionar que es un producto que ayuda a la salud de nuestro órgano más grande: la piel. Ayuda a los desequilibrios del intestino, los cuales pueden producir acné, erupciones o eczemas.

Cuando hablamos de problemas digestivos, hay que mencionar que estos productos disminuyen el estreñimiento y mejoran con creces el tránsito intestinal.

Yogur Eroski

Eroski: Yogur Activia: 3,39€ / Eroski Kéfir: 1,39€

 

Dos opciones aptas y válidas para hacer de tu cuerpo, un lugar sano y fuerte. Recuerda que el consumo de estos alimentos tiene que ser moderado. Entre 2 y 3 es lo que estiman los profesionales. Incluso puedes combinarlos con los ‘toppins’ que más te gusten; fresas, mango y para los más golosos, galletas o chocolate.

Si nos dejas darte un consejo… como cena ligera pueden sentar genial. Ayudarán a que tu estómago esté mucho más liberado a la hora de dormir. Y como te hemos dicho antes; disfrútalos con tus ingredientes favoritos.

Artículos relacionados